ORLEGI Y EL SAQUITO DE CUENTOS

¡Manos al juego!

La idea es ir lanzando los dados al aire y contar una historia con las figuras que salgan.

Os lo explicamos ahora paso a paso y con diversidad de opciones para jugar solos, con los/as amigos/as o en familia:

  1. El niño/a lanza 5 dados (por ejemplo) y con ellos cuenta una historia.
  2. El adulto lanza 5 dados (por ejemplo) y con ellos le cuenta una historia al niño/a.
  3. Los participantes en el juego van sacando dados por turnos hasta que se acaban y van contando una historia que, seguramente, resultará de lo más creativa y divertida.

Dependiendo de lo que dibujemos en las diferentes caras de los dados, podemos jugar a clasificarlas por tipos (por ejemplo, animales), formas (por ejemplo, geométricas) o colores. También, en función de lo que dibujemos, se puede jugar al memory (emparejar fichas iguales o similares) o a hacer asociaciones (por ejemplo, el barco con el pez).

(*) Para los/as niños/as que estén desarrollando la pinza de agarre y el sentido de permanencia, puede ser muy entretenido simplemente meter y sacar los dados del saco, contar cuántos dados hay, de qué colores…

Desarrollo de habilidades

Con este juego didáctico y accesible para todos podemos favorecer la socialización entre iguales a través del juego reglado. De la misma manera que podemos desarrollar, entre otras habilidades y destrezas, las siguientes competencias:

  • Favorecer el desarrollo del lenguaje.
  • Fomentar la creatividad.
  • Ayudar a mantener la atención y la concentración.
  • Desarrollar la psicomotricidad fina al manipular las piezas.
  • Ayudar a comprender conceptos como la asociación, la clasificación, la secuenciación temporal o la permanencia de objetos.

Propuesta DYI

Como sois muy audaces, vamos a adelantaros un pequeño secreto, veréis…en uno de los dados que tenéis en el saquito, una de sus caras no está pintada, ¿habéis dado con él?

Pues bien, lo hemos dejado así para que cada uno/a de vosotros/as añada el dibujo que quiera. Podéis pintar animales, personas, objetos, paisajes, seres mágicos o cualquier cosa que creáis o queráis que forme parte del cuento. O, si preferís desarrollar otras destrezas, también podéis dibujar figuras geométricas, emociones, acciones, etc.

Eso sí, no os olvidéis de utilizar rotuladores de pintura acrílica para que queden perfectos. También podéis decorar la bolsa de tela con los mismos rotuladores pues sirven, a su vez, para pintar en productos textiles.

Si te animas a enviarnos tus propuestas que hayas pintado tanto de los dados como del saquito, escríbemos a 4pmenos@gmail.com con tu nombre, edad y localidad y lo subiremos a la WEB de la Fundación para que todos podamos tomar nuevas ideas porque…

El saquito cuentacuentos de Orlegi es un material lúdico muy versátil,

apto para multitud de situaciones, y muy, muy, muy fácil de jugar.

¡¡Todos podemos ser unos magníficos CUENTA CUENTOS!!

¿No os parece?