¡Truco de LUZ SWH!

Hace unos días fue una noche de sustos y sorpresas, de emociones diversas, de adivinar lo que dice una careta, de caprichos dulces a pedir de boca.

También un poco, no sé, si de pedir deseos de «fuera miedos«, de bebernos ese tiempo que queremos captar a golpe de foto a diestro y siniestro, así que

¿Os apetece una de Trato?

 

Aquí va nuestra propuesta de actividad de Integración Sensorial de luces y sombras.

TRUCO DE LUZ (DIY)

  • Necesitamos una caja-tupper (si es estrechita, mejor que mejor, y cuanto más bajita mucho mejor). Será nuestra mesa de luz.
  • Luces LED, de las de Navidad, por ejemplo.
  • Papel de aluminio o goma eva plateada brillante.
  • Pegamento tipo loctite y silicona caliente.
  • Papel vegetal.

Hoy por la tarde, puede ser ese momento diferente, un poquito vuestro, un poquito de nuestros peques. Podemos lanzarnos a bebernos esa tarde, a pasearnos con el otoño y en la primera tienda que veamos con un poco de todo, entramos a por la caja-tupper, las luces, la goma eva y el papel vegetal.

Idear la sorpresa de la noche es llegar a casa coger la caja-tupper y empezar a cubrir por la parte interna la base y los laterales de papel aluminio o goma eva plateada brillante –nosotros utilizamos esto último-.

Comenzamos a colocar las luces LED dentro de la caja-tupper, ¡eso sí! las tenéis que ir pegando con silicona caliente y dejarlo secar.

Cogemos ahora el papel vegetal que habrá de ir pegado a la parte interna de la tapa de la caja-tupper. El truco está en ir poniendo capas de papel vegetal una encima de la otra hasta que se deje de ver la bombilla –nosotros le pusimos 3 capas pero dependerá de la potencia de luz que la bombilla tenga-. Para unir los extremos de las capas de papel vegetal y que todo quede bien sujeto podéis coger la grapadora y poner un par de grapas en los laterales. Para pegar el papel vegetal a la parte interna de la tapa podéis utilizar loctite. Ponéis un poquito en todas las esquinas, colocáis peso encima y lo dejáis secar –dadle tiempo porque el papel vegetal cuesta que se termine de pegar-.

Cogéis la tapa, cerráis la caja y ya sólo nos queda hacerla divertida a la par que terapéutica para trabajar el área visual y táctil. Podéis haceros con diferentes materiales, tamaños, fluorescentes, táctiles…

Mirad…..

      

¿Veis?, es una propuesta súper sencilla y accesible. Todo lo demás, es dejarnos llevar por la creatividad y pensar.

Muakissss de mordidas a la felicidad de una pequeña delante de una caja de sorpresas.

¿Hacemos ese Trato?

DIY: para todos los que buscan en la noche de hoy sorprender a su peque.

 

Leave A Comment