Una pERfecta impERfección SWH

Apenas quedan unos días para celebrar el Día de tooodas las Madres. Me gusta ese Día. Me gusta que me guste, es un pensamiento que me hace sentir bien.

Es cierto que los días previos son para mí días en los que me siento como el título de este post. Bueno, un poquito así y un poquito metal licuado también.

Veréis, suelo notar a mi hemisferio derecho queriendo imponerse al de al lado; y digo yo, ¿pero por qué?. Y claro, ahí me veis intentando mediar entre ambos sin que se derritan las demás materias que combinan mi idea creativa, con la innovación, la expresión emocional y el mensaje perspicaz que me gustaría separar hoy para licuar de nuevo mañana.

¡¡Es lo que tiene pensar tanto!!– que diría mi Madre.

Pero pienso que es buena la pelea dialógica entre dos iguales uno al lado del otro. Más cuando has de dialogar con el que piensa diferente.

Esos son mis días previos a un «Día de» para el que mis «cerebros» quieren dar algo nuevo, que enganche y, a la vez, que nos haga revertir en algo distinto, en ese cambio imperceptible que mueve a la persona a hacer algo audaz, perspicaz. No deja de ser un impulso emocional, pero también un raciocinio consciente y voluntario.

Me encanta ser una pERfecta impERfección los días previos al Día «X».

Dedicado con muuuchísimo cariño a tooodas esas Madres

S

W

H

y no

#EnLosDíasPreviosalDía»X»

Leave A Comment