PrimER SEcReto para COLECCIONAR SWH

Hoy llueve de lado y al peque le importa bien poco porque no perdona no dejar de probar a meter la cabeza fuera de la burbuja (¿cuántas veces?, pues, una y otra vez, una y otra vez…).

Pero en días así, por la noche, acostumbra a jugar con sus amigos especiales antes de irse a dormir: una lechuza de color pardo, un gato de cientos de tonalidades de gris magenta y una tortuga con caparazón de texturas. Desde bien pequeño sabe hablar de todo en la lengua que sea, o mejor dicho, en la lengua en las que se entienden niños y animales: en nada está ululando, en nada gesticulando, en nada aúlla como ríe a carcajadas, en nada refunfuña, en nada una «a» se alargaaaaaaa.

Es entonces cuando me acerco sigilosa (o eso creo), confiada, y me recibe con un bufido sonoro a la vez que cariñoso, parpadea unas tres veces (tras-tras-trasss) y parece como que mi cara le devolviera en un zasss a la noche, a casa; y vuelve a hablar la lengua de la gente (es una pena porque por más que intento aprender la de los animales, ellos a mí no me contestan y siempre permanecen inmóviles).

Me paro un momento, respiro rapidito y pienso que quizá sea el momento de probar a vER las cosas desde su realidad,

                          ¿quieres probar conmigo?, pues allá va el primER sEcReto para que puedas coleccionar: corre, busca un papel súper arrugado de celofán (utiliza preferentemente un papel verde o azul, el lila déjalo para momentos especiales, el marrón es un tanto gruñón ¡y el negro ni oler!)

Y después:

  1. Alísalo con cuidadito, con muuucho cuidadín.
  2. Pon el cachito de papel sobre tu ojo preferido.
  3. Cierra el otro despacito y…¡lánzate a MiRaR de arriba abajo, de abajo arriba, de un lado a otro, del otro al infinito y más allá!!!

¿Qué ves?

 
Y Nari…¿qué verá con ambos ojos cerraditos?
( ¡el infinito y más allá, seguro!)

PD: idea original tomada del libro de PHILIPPE LECHERMEIER HILO DE HADA

Leave A Comment