El secreto del mundo a voces

¿Quieren ustedes que les diga el secreto del mundo?
Pues el secreto está en que sólo vemos las espaldas del mundo.
Sólo lo vemos por detrás, por eso parece brutal.
Eso no es un árbol, sino las espaldas de un árbol;
aquello no es una nube, sino las espaldas de una nube.
¿No ven ustedes que todo está como volviéndose a otra parte y escondiendo la cara? ¡Si pudiéramos salirle al mundo por enfrente!… (Gabriel Syme).
G.K. Chesterton “El hombre que fue jueves”[1]

 

Siempre he pensado que las diferentes iniciativas nacidas de la sociedad de a pie, de este pequeño gran país de las maravillas que conformamos, son el eje transformador de los pequeños cambios que, cual efecto mariposa, generan esas variaciones insignificantes que, a la postre, sacuden los grandes cambios.

Y esa es la esencia vital de las personas que nos hemos juntado en esta Fundación, para soñar y crear un futuro diferente, y dedicamos nuestro tiempo y todos los recursos de los que disponemos, incluidas la creatividad o el talante emprendedor, para construir puentes y apuestas más que audaces, pero bien gestionadas, porque “las aventuras pueden ser locas, pero el aventurero debe estar cuerdo“, y que ya nos invitaba a pensar sobre ello “Gabriel Syme” en la novela “El hombre que fue jueves”.

Saber mirar al futuro de frente, encararlo y hacerlo nuestro, es sin duda, la forma y la táctica. Ya lo decía también Mario Benedetti,  “Mi táctica es mirarte, es aprender como sos (…), mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros para que entre los dos no haya telón ni abismos”; en cambio, nuestra estrategia como Fundación es más profunda y, a la vez, más simple y sencilla, es seguir siendo esas personas de a pie, con la mirada en el futuro, “en el mundo por enfrente”, y con las manos, la cabeza y el corazón centrados en la tarea de construirlo con audacia, con acierto, con proyección más allá del “aquí y ahora”.

Porque en eso consiste “vivir”, en encararlo por enfrente y no dejar que nunca nos dé la espalda, ¿no creéis?

  [1]El hombre que fue jueves es una novela de G. K. Chesterton, publicada en 1908.

DEDICADO a todas las personas de a pie que forman parte de la  

ASOCIACIÓN DE VOLUNTARIOS DE MARSH

GRACIAS POR HACER POSIBLE «UNA TABLET PARA UNA ESCUELA SWH«.

Leave A Comment